Lee atentamente la carta al editor, Casen y pobreza y responde.

  

CASEN Y POBREZA.

Señor director:
Me parece un insulto el manejo comunicacional que gestiona el gobierno a través de sus encuestas, que indican una supuesta superación de la pobreza que no puede ser más alejada de la realidad.
Actualmente, y con respecto a la Casen, vemos como la Concertación se adjudica una victoria tras los resultados obtenidos, que son un engaño total. En primer orden porque la Casen nunca fue diseñada con el objeto de medir la pobreza del país, esta es una simple medición de una parte mínima de la población y cuyo objetivo es focalizar efectivamente los recursos públicos, de tal modo es imposible conocer la pobreza dura, menos los famosos “vulnerables”.
Además el gobierno maneja cifras inauditas para calificar quiénes son pobres, no siéndolo personas que tienen casa, pero que carecen de lo esencial para comer, o quienes viven en mediaguas y no pueden pagar sus cuentas. Por otro lado, el aclamado sistema de protección social funciona deficientemente; no focaliza sus recursos, se presta para proselitismo político y, en la práctica, vulnera los derechos sociales de los cuales se ufana la Concertación.
Todo esto es expresión del asistencialismo y la perpetuación de la pobreza que administra la izquierda, que a través de sus políticas públicas sólo mantiene pobres, y no los prepara, educa o ayuda para que ellos sean los dueños de su destino, y dar así realmente el salto contra la pobreza.

Sebastián Abudoj Rivas