Si te preguntas:¿En qué me puedo equivocar?. Estos temas sirven de referencia

________________________________________________________________

 

         Hemos visto todas las cualidades hermosas y deseables pero estimamos necesario ofrecer un catálogo completo y un croquis detallado de todos los escollos que deben ser sorteados en la ruta.

         Entre estos escollos, presentan peligros inminentes los abismos insondables de la “adulación” y la “bajeza moral”; los senderos escabrosos de la “mediocridad” y la “mentira”; las pendientes escarpadas del “egoísmo” y la “envidia”: los torrentes incontenibles del “cinismo” y la “calumnia”, y los pantanos pestilentes de la “vulgaridad”, el “vicio”, la “soberbia” y la “traición”.

 

________________________________________________________________

 

Adulación

·       La adulación, meretriz del vicio, debe quedar fuera de la amistad. Cicerón.

·       Los aduladores tienen apariencia de amigos, como los lobos tiene la apariencia de perros. George Chapman.

·       Quien se complace de ser adulado es digno del adulador. Shakespeare.

·       Debes aborrecer a los aduladores lo mismo que a los impostores, porque los unos y los otros causan igual perjuicio a quien los cree. Isócrates.

·       Es mejor caer en poder de cuervos que en el de aduladores, pues aquéllos devoran los muertos estos los vivos. Antistenes.

·       Alabado una vez por ciertos hombres malos, dijo Antistenes: “ Temo haber cometido algún mal “

·       La adulación, como el agua de colonia, es para olerla, no para tragarla. Anónimo.

·       Todo es grande en el templo del favor, excepto las puertas, que son tan bajas, que es preciso entrar por ellas arrastrándose. Duque de Lewis.

·       La adulación es peor que el falso testimonio, porque éste no corrompe al juez, sino le engaña: la adulación corrompe el juicio, engaña al entendimiento y le hace inaccesible a la verdad. Pierre Charron.

·       Entre la adulación y el respeto hay incompatibilidad absoluta; el que respeta no adula; el que adula, no respeta. Carolina Iwanowska.

·       Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a gota la vedad que nos amarga. Diderot.

·       No te fíes del que te adula. Rousseau.

·       Menos mal es que el enemigo sea sangriento por la espada que halagador con la lengua, pues nunca por dulces dejarán de matar los venenos. Quevedo.

·       Los cuervos arrancan los ojos a los muertos cuando ya no les hacen falta, pero los aduladores destruyen las almas de los vivos cegándoles los ojos. Epicteto.

·       La adulación es una moneda falsa que sólo tiene curso gracias a nuestra vanidad. La Rochefoulcauld.

·       La adulación es más peligrosa que el odio. Gracian.

·       Vuelve la espalda a los que halagan tu vanidad, especulan con tu buena fe y te condenan a ser siempre rebaño, sin decírtelo, para ser ellos pastores. Constancio C. Vigil.

·       La adulación es una moneda falsa que empobrece al que la recibe. Duquesa D’Abrantes.

·       La adulación es una puerta muy ancha para el favor; pero ningún ánimo noble puede entrar en ella, porque es muy baja. Feijoo.

 

Altanería

·       El hombre que piensa lo necesario para no ser nunca altanero, jamás es bajo. Pascal.

·       La mayor parte de los hombres altaneros emplean el primer período de su vida en hacer el segundo desgraciado. La Bruyere.

·       La altanería suele ser el disfraz de la bajeza. Dique de Rivas.

·       A los hombres que son altaneros, es necesario, como a las estatuas, verlas en su lugar. La Rochefoulcauld.

·       Nada es tan bajo y vil como el ser altanero con el humilde. Séneca.

·       Los altaneros son como los globos: una picadura de la sátira o del dolor los revienta. Madame de Stael.

 

Ambición

·       Ni el mar puede estar jamás sin olas ni el alma del ambicioso sin afanes y tristezas. San Juan Crisóstomo.

·       Nada hay más digno de compasión y lástima que el ambicioso empeño por los honores. Cicerón.

·       La ambición está más descontenta de lo que no tiene que satisfecha de lo que tiene. Fenelon.

·       El esclavo tiene un solo amo; el ambicioso tiene tantos como personas pueden ser útiles a su fortuna. La Bruyere.

·       Todos los sentimientos del alma se adormecen cuando se apodera de ella la ambición, y cuando ésta habla calla la naturaleza. Luis Felipe Conde Segur.

·       El ambicioso sube por escaleras altas y peligrosas y nunca se preocupa de cómo va a bajar: el deseo de subir ha anulado en él el miedo a la caída. Thomas Adams.

·       La ambición suele llevar a los hombres a ejecutar los menesteres más viles; por eso para trepar se adopta la misma postura que para arrastrarse. Jonathan Swift.

·       Desde que pasas los límites de la necesidad, te arrojas en las inmensidades del deseo y eres infeliz. Pitágoras.

·       Escribió Epicuro esta noble sentencia por la que aconseja cómo Pithocles se enriquezca, no con negocios públicos y dudosos, sino así: “Si quieres hacer rico a Pithocles, no hay que darle dinero, sino quitarle ambición”…Sentencia harto clara para necesitar intérprete y harto elocuente para necesitar apoyo…Sólo esto te advierto: no lo creas dicho únicamente de las riquezas, a todo puedes aplicarlo. Si quieres hacer a Pithocles honrado, no hay que darle honores, sino quitarle ambición; si quieres que esté alegre, no hay que darle placer, sino quitarle ambición; si quieres que llegue a viejo y llenar su vida, no hay que darle años, sino quitarle ambición. Séneca.

 

 

Avaricia

·       La avaricia es como la llama, cuya violencia aumenta en proporción al incendio que la produce, Séneca.

·       Es preciso comparar al avaro con el cerdo; ambos no son útiles sino después de muertos. Prosper Jolyot Crebillon.

·       No es posible imaginarse una vileza de la cual no sea capaz un avaro. Knigge.

·       La avaricia es un olvido del honor y de la gloria., Teofrasto.

·       El hombre avaricioso está lleno de temores, y quien vive con temor será siempre un siervo. Horacio.

·       La pobreza carece de muchas cosas; pero la avaricia carece de todas. La Bruyere

·       ¿De qué sirve, oh, codicioso, / de infame naturaleza, / que de cuidar riqueza / vivas siempre cuidadoso? / Infeliz menesteroso / toda la vida serás; / ser rico no lograrás, / por más que el oro te sobre; / porque solamente es pobre / aquel que desea más. Louis Dumesnil.

 

 

Afectación o artificio

·       Evita cuidadosamente toda afectación de alma y cuerpo. Es observación tan verdadera como repetida, que ningún hombre es ridículo por manifestarse tal cual es, sino por afectar que no lo es. Ningún hombre es torpe por naturaleza, sino por afectar que es diestro. Lord Chesterfield a su ahijado.

·       Un hombre de bien es respetable por sí mismo e independientemente de todas las apariencias a que acudiera para dar gravedad a su persona y relieve a su virtud, unos modales afectados, una modestia exagerada, una vestimenta singular, no añaden nada a la probidad, no revelan el mérito, lo disfrazan y acaso lo hacen menos puro, menos espontáneo. La Bruyere.

·       La afectación en el hombre es lo que el maquillaje en la mujer, y en ninguno de los dos casos se engaña a nadie. Anónimo.

·       Nunca emplees el artificio; el artificio es el santuario de la incapacidad. Todo el mundo puede ser artificioso usando la doblez, la simulación, y, en fin, la mentira; pero tal carácter es despreciado y detestado universalmente, y con mucha razón. Ningún hombre verdaderamente grande ha sido artificioso. Lord Chesterfield a su ahijado.

·       Guardémonos de toda afectación. Provoca siempre el menosprecio: primeramente es un engaño, y, como tal, una cobardía, porque descansa sobre el miedo; luego implica condenación de sí mismo por sí mismo, puesto que se quiere aparecer lo que no se es y lo que se estima en más de lo que se es. El hecho de afectar una cualidad, de envanecerse de ella, es una confesión de que no se la posee. Schopenhauer.

·       Llaneza, muchacho, no te encumbres, que toda afectación es mala. Cervantes.

·       Nada impide tanto la naturalidad, como el deseo de ser naturales. Más ganaríamos en manifestarnos como somos, que no en tratar de aparentar lo que no somos. La Rochefoulcauld.

 

 

Bajeza

·       No hay clases bajas, lo que hay son hombres bajos, que se encuentran con más frecuencia en las clases altas. Hermenegildo Giner de los Ríos.

·       La bajeza más vergonzosa es la adulación. Bacon.

 

 

Burla

·       La Burla suele ser indigencia de ingenio. La Bruyere.

·       No pretendas jamás hacer reír, porque además de ser el verdadero medio de caer en el modo de obrar del vulgo, te disminuye en el respeto y la estimación que se te debe. Epicteto.

·       Hay una especie de ingenio menor: la chanza burlona. Ciertamente la burla implica alguna supuesta superioridad en el burlón sobre el burlado: y ningún hombre ama ni aun la simple sospecha de que se le ridiculice aunque le divierte que otras gentes sean ridiculizadas. Lord Chesterfield.

·       Una burla inocente principia, a veces, inofensivamente, pero rara vez termina sin ofensa pues, si el burlado no puede defenderse, se manifestará brutal…y si puede defenderse, el burlón, burlado él mismo, llegará probablemente a manifestarse brutal. La burla es una especie de ensayo de ingenio en que ningún hombre soporta que aparezca claramente su inferioridad. Lord. Chesterfield.

·       La burla y el ridículo son, entre todas las injurias, las que menos se perdonan. Platón.

·       El que hace burla y risa de otro, gana un gusto pequeño y un enemigo grande. Quevedo.

·       ¿Hay cosa más odiosa que burlarse de un inocente cuya desventura se ha labrado en vez de reparar el daño producido? Goethe.

 

 

Calumnia

·       La calumnia es hija de la ignorancia y hermana gemela de la envidia. Romero Robledo.

·       Preguntado Diógenes qué animal muerde perniciosamente, respondió: “De los bravíos, el calumniador: de los domados, el adulador.

·       Si la calumnia no mata y hiere, por lo menos deja señal y tizne. Mariana.

·       La calumnia tiene siempre más historiadores que la verdad. Adolphe Thiers.

·       Las mejores frutas son las que han sido picadas por los pájaros; los hombres mejores son aquellos en quienes se ha cebado la calumnia. POPE.

·       Si murmurar la verdad aun puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser más que la venganza de los cobardes. Jacinto Benavente.

·       La calumnia es como una avispa que es inoportuna y contra la cual no se debe hacer ningún movimiento si no está seguro de destruirla. Chamfort.

·       Sólo se tiran piedras al árbol cargado de frutos. Proverbio árabe.

·       Las heridas de la calumnia se cierran, pero siempre queda la cicatriz. Reugesem.

·       La calumnia es como una moneda falsa. Muchas personas que serían incapaces de haberla emitido, la hacen circular sin escrúpulo. Anónimo.

·       Puede una gota de lodo / sobre un diamante caer; / puede también de este modo / su fulgor oscurecer; / pero aunque el diamante todo / se encuentre de fango lleno, / el valor que lo hace bueno / no perderá ni un instante, / y ha de ser siempre diamante / por más que lo manche el cieno. Rubén Darío.

·       Es más vil la calumnia que con saña / injerta en la verdad una mentira. Campoamor.

·       Para arrancar del corazón humano / la dicha y el reposo, / basta el aire sutil de un dicho vano, / como basta un gusano / para perder al fruto más hermoso. Campoamor.

 

 

Capricho

·       Todo capricho surge de la imposición de la voluntad sobre el conocimiento. Schopenhauer.

·       El capricho se multiplica tantas veces como clases hay de gustos y maneras; es a cada momento lo que era antes, y va a ser muy pronto lo que no ha sido nunca; se está sucediendo así continuamente. La Bruyere.

 

 

Cobardía

·       Las ambigüedades, las evasiones, las trampas y las patrañas que se emplean con la mira de alejar un peligro un inconveniente actual, son medios tan bajos y descubren tanta cobardía, que cualquiera que se sirva de ellos merecer ser y será las más veces despreciado. Lord. Chesterfield.

·       El que no obra cuando el honor lo llama, no merece el título de hombre. Esteban Echeverría.

·       Saber lo que es justo y no hacerlo es la peor de las cobardías. Confucio.

·       El cobarde solo amenaza cuando está a salvo. Goethe.

·       La cobardía es madre de la crueldad. Montaigne.

·       Es mísero callar, cuando importa hablar. Salustio.

·       E l cobarde se llama a sí mismo prudente. Publio Siro.

·       Abandonarse al dolor sin resistir, suicidarse para sustraerse de él, es abandonar el campo de batalla sin haber luchado. Napoleón.

·       La cobardía es el miedo consentido; el valor es el miedo dominado. Legouve.

 

 

Codicia

·       El que asiste a un moribundo con la esperanza de heredarle, es un buitre que vuela alrededor de un cadáver. Séneca.

·       La codicia es raíz de todos los males, y por eso hace errar mucho a los hombres, así como los hombres yerran en los hechos que hacen teniendo la codicia arraigada en sus corazones. Y les hace también mucho errar cómo juzgan las cosas a voluntad y a bandería, no sabiendo cierto lo que dice, El rey don Sancho de Castilla.

·       Los que creen que el dinero lo hace todo, suelen estar sujetos a hacer cualquiera cosa por dinero. Voltaire.

·       El alma se marchita con el cuerpo: y son arrugas del alma los encogimientos de la codicia. P. Feijoo

 

 

Chanza

·       De La chanza más moderada a la ofensa no hay más que un corto trecho. Madame Lambert.

·       La chanza es como la sal: se debe usar con gran precaución. Juvenal.

·       El que está siempre de chanza, más es truhán que cortesano. No hay hombre más irrisible que el que siempre se ríe. El que a todas horas hace el gracioso, a todas horas es desgraciado. P. Feijoo.

 

 

Chocarrería

·       Los bribones y chocarreros, por lo común, andan juntos, por el mutuo uso que hacen unos de otros. Manifiéstales una cortesía reservada, y considéralos como si no existiesen para ti. No adoptes el papel de chocarrero, como suelen hacer los que intentan ser agudos, ni provoques a los bribones sin necesidad; pero procura mezclarte con ambos lo menos posible, recordando siempre que todo el que contrae amistad con un chocarrero o con un bribón, tiene algo mal que hacer o que ocultar. Lord Chesterfield a su ahijado.

·       Me pesa infinito cuando veo que un caballero se hace chocarrero. Cervantes.

 

 

Debilidad

·       Quien no cuenta con medios para hacerse respetar no es respetado; y mal puede proteger a los otros quien necesita invocar la protección ajena. Balmes.

·       No te desanimes e imita a los maestros de ejercicios, que cuando un discípulo rueda por tierra le mandan levantarse y combatir de nuevo. Di algo semejante a tu espíritu. Nada es más débil y flexible que el espíritu del hombre: sólo necesita querer. Epicteto.

·       Tened siempre presente la debilidad humana: es de vuestra naturaleza caer y cometer faltas. Confucio.

·       Si un árbol, hasta en terreno más propio, perece, es porque no ha hincado sus raíces bastante hondas. Toda la tierra es suya. Hersel.

·       Tan flaca es nuestra capacidad, que tenemos por maestros a nuestros errores. Saavedra Fajardo.

·       Un débil puede combatir, puede vencer: pero nunca puede perdonar. Addison.

·       La más peligrosa de todas las debilidades es el temor de parecer débil. Bossuet.

·       La mano blanda y muy guardada con guantes olorosos, no puede empuñar la espada. Juan de Torres.

·       Dejarse apocar es vileza, es delito. Quevedo.

·       Flaco es el varón a quien en la dificultad de las cosas no le crece el esfuerzo, porque en grande peligro, grande diligencia se requiere. Quevedo.

·       El desaliento ha hecho mucho más que cualquier otro agente para malograr los esfuerzos de la raza humana, estropear muchas vidas y truncar no pocas carreras. Orison Sweet Marden.

 

 

Cólera

·       Lo que empieza en cólera termina en vergüenza. Benjamín Franklin.

·       Cuando estés colérico, cuenta hasta diez antes de hablar; si lo estás mucho, cuenta hasta cien. Thomas Jefferson.

·       La cólera es una locura breve. Horacio.

·       Las consecuencias de la cólera son muchísimo más nocivas que las causas que la producen. Marco Aurelio.

·       La cólera no carece nunca de motivo, pero éste rara vez es suficiente. Benjamín Franklin.

 

 

Corrupción

·       No degenera nunca un pueblo nuevo, ni se pierde, más que cuando están ya corrompidos los hombres hechos. Montesquieu.

·       El bueno cuando se corrompe se vuelve pésimo. San Gregorio Magno.

·       La corrupción consiste en tener gustos depravados, más dañosos que útiles. El procurarse cosas útiles, cómodas y agradables no es corromperse; es, por el contrario, llegar a un grado mayor de civilización y es vivir más, ser hombre más completamente. Benjamín Franklin.

 

 

Crueldad

·       El que compra su estabilidad con sangre inocente, tan sólo hallará un reposo sangriento y ficticio. Shakespeare.

·       La insensibilidad, a la vista de la miseria, puede llamarse dureza; pero si además experimenta placer, es crueldad. Vaunevargues

·       Si los hombres no son fieras, es porque son más fieros, que de su crueldad aprendieron muchas veces ellas. Gracian.

·       La crueldad más espantosa y más atroz es la del cobarde. Tagore.

·       El que da lecciones de asesinato, tema que algún día le alcance el puñal de sus discípulos. Federico de Prusia.

·       No debe consentirse jamás la crueldad en los niños, ni que destruyan los seres de la naturaleza por capricho y sin necesidad. Nimeyer.

·       Crueldad hacia los animales es un signo característico de las naciones degeneradas y de los hombres vulgares. Humboldt.

·       El hombre cruel siempre teme. Cristina de Suecia.

·       Entre la crueldad con el hombre y la brutalidad con el animal no hay más diferencia que la víctima. Lamartine.

·       El acero de un noble, aunque ofendido, / no se mancha de la sangre de un rendido. / Que quita grande parte de la gloria, / el que con sangre borra la victoria. Calderón.

 

 

Curiosidad

·       El vicio de la curiosidad se engendra en nosotros del olvido y descuido de nosotros mismos, que como me ignoro a mí, salgo fuera a buscar lo que me conviene, y soy enviado en pos de los brutos, a apacentar los cabritillos de mis sentidos exteriores. San Bernardo.

·       ¿Hay ocupación peor que el ocio? Sí, la inútil curiosidad. Gracian.

·       La curiosidad es la pasión de las almas pequeñas. Addison.

·       La curiosidad es hija de la ignorancia y madre de la ciencia. Vico.

·       En cosas que no te va ni te viene, no seas curioso en hablarlas, ni peguntarlas. Santa Teresa.

·       Huye del hombre curioso, que es siempre indiscreto o parlero. Horacio.

·       La curiosidad roe las raíces del secreto. Saavedra Fajardo.

·       No malogres el tiempo que te queda en averiguar vidas ajenas, a no ser que lo hagas con la mira de servir al pueblo; porque la curiosidad distrae del cultivo y cuidado del espíritu. Marco Aurelio.

 

 

Engaño

·       Si me engañas una vez, tuya es la culpa; si me engañas dos, la culpa es mía. Anaxagoras.

·       En todas las acciones es detestable usar el engaño. Maquiavelo.

·       Vale más ser completamente engañado que abrigar la menor sospecha. Shakespeare.

·       El mejor medio de ser engañado es creerse más astuto que los demás. La Rochefoulcauld.

·       El que desea no ser engañado, procure no engañar, Platón.

·       De hombres es el engañarse, y de locos persistir en el error. Cicerón.

·       Sucede muy a menudo que el hombre se engaña primero a sí mismo, antes que engañar a otros. Balmes.

 

 

Ensañamiento

·       Es torpe e indigno de un hombre grande ensañarse con los caídos y humildes. Fray Luis de León.

·       Un golpe sobre otro golpe no abre nueva llaga, pero hace mayor la primera. P. Isla.

·       ¡Cuán miserable es el poder humano que hiere y persigue al rendido y fugitivo! Miserable también porque el más poderoso teme a ratos el menor castigo de la soberbia humana, y del abuso del poder soberano. Quevedo.

 

 

Envidia

·       Antes habrá cuerpo sin sombra que virtud sin envidia. Leonardo de Vinci.

·       Sobresalir es incomodar; las medianías se creen insuperables y no se resignan a celebrar el mérito de quien los desengaña. Admirar a otros es un suplicio para los que en vano desean ser admirados. Toda personalidad eminente mortifica la vanidad de sus contemporáneos y les inclina a la venganza. José Ingenieros.

·       Los espíritus mezquinos y nada generosos, nada pueden admirar de corazón. Para su desgracia, no saben reconocer y menos aun venerar a los grandes hombres y las grandes cosas. Una naturaleza vil, admira las bajezas. Para un sapo la mayor belleza es la de un sapo hembra. Para un pequeño advenedizo nada hay en la humanidad como un grande advenedizo. Samuel Smiles.

·       La envidia sólo hace cuna en el corazón de los cobardes. Anónimo.

·       El odio que injuria y ofende es temible; la envidia que calla y conspira es repugnante. José Ingenieros.

·       Entre las malas pasiones, ninguna aventaja a la envidia. Plutarco decía- y lo repite la Rochefoulcauld- que existen almas corrompidas hasta jactarse de sus vicios infames; pero ninguno ha tenido el coraje de confesarse envidioso. Reconocer la propia envidia implicaría, a la vez, declararse inferior al envidiado; tratase de pasión tan abominable, y tan universalmente detestada, que avergüenza al más impúdico y se hace lo indecible para ocultarla. José Ingenieros.

·       La envidia es el grillete que arrastran los fracasados. Es el acíbar que paladean los impotentes. Es un venenoso humor que emana de las heridas abiertas por el desengaño de la insignificancia propia. Es la más innoble de las torpes lacras que afean a los caracteres vulgares. El que envidia se rebaja sin saberlo, se confiesa subalterno. José Ingenieros.

·       La envidia, en los hombres, muestra cuán desgraciados se sienten, y la constante atención que prestan a todo lo que los demás hacen o no hacen, muestra cuánto se aburren. Schopenhauer.

·       No hay odio tan implacable como el de la envidia. En vez de estar sin cesar ocupado con ardor en excitarla, haríamos mejor en privarnos de este placer, como de otros muchos, vistas sus calamidades. Schopenhauer.

·       Dejemos a los envidiosos la tarea de proferir injurias, y a los necios, la de contestarlas. Luis. Dupaty.

·       La envidia es el moho de las virtudes; las empaña y las corroe. Sterne.

·       ¡Oh, envidia, raíz de infinitos males y corona de las virtudes! Todos los vicios traen un no sé qué de deleite consigo; pero el de la envidia no trae sino disgusto, rencores y rabias. Cervantes.

·       La envidia es un homenaje, aunque torpe, que la inferioridad rinde al mérito. Bacon.

·       La envidia que habla y alborota es siempre torpe; a la envidia que calla es a la que debemos temer. Rivarol.

·       Es tan fea la envidia que siempre anda por el mundo disfrazada, y nunca más odiosa que cuando pretende disfrazarse de justicia. Jacinto Benavente.

·       En cuando el hombre abandona la envidia, empieza a prepararse para entrar en el camino de la dicha. E.W.Stevens.

·       Castiga a los que tienen envidia haciéndoles bien. Proverbio árabe.

·       La envidia y el odio van siempre unidos. Se fortalecen recíprocamente por el hecho de perseguir el mismo objeto. La Bruyere.

·       Envidia inflamatoria, / que el brusco sol de la verdad evitas, / tras la sombra del árbol de la gloria, / si en sorda guerra lenguaraz te agitas, / no hay sabio en la opinión ni héroe en la Historia, / que a tus dardos ni oídos ni sentidos, / muertos no caigan por la espalda heridos. Campoamor.

 

 

Error

·       El hombre está hecho para el error. Este entra en su espíritu con toda naturalidad, en tanto que para descubrir unas cuantas verdades se requiere el más grande esfuerzo. Federico  el grande.

·       La verdad es una, pero el error es múltiple, puesto que puede haber miles de opiniones sobre cualquier asunto, pero sólo una es verdadera. C .C. Coltón.

·       A veces podemos aprender más de los errores de un hombre que de sus virtudes. Longfellow.

·       La principal causa de los errores humanos puede encontrarse en los prejuicios recogidos en la infancia. Descartes.

·       Errar es humano. Séneca.

 

 

Falsedad

·       Un corazón falso lleva la mentira y el engaño hasta el centro del cielo verdadero. Schiller.

·       Los amigos falsos son como la sombra de un cuadrante solar, que desaparece cuando se oculta el sol. Lord Macaulay.

·       No por crecer en poder llegará el que es falso a la verdad. Tagore.

 

 

Frivolidad

·       El hombre frívolo e incapaz a menudo se vuelve altanero y se considera el mejor del mundo; los frutos que tienen poco jugo se acorchan en lo alto de la rama, Proverbio tibetano.

·       Una curiosidad frívola por bagatelas y una atención laboriosa a objetos pequeños, que ni requieren si merecen que se piense en ellos un instante, atraen desprecio sobre un hombre y, en consecuencia, hacen que se le considere incapaz para cosas de verdadera importancia. Lord. Chesterfield.

·       La mente vana y frívola se halla siempre ocupada, pero sin provecho; toma las pequeñeces por objetos grandes, y desperdicia en futilidades el tiempo y atención que sólo merecen las cosas importantes. Lord Chesterfield.

·       Los hombres que dan gran importancia a las cosas pequeñas y desprecian las grandes, desconocen las que les deben ocupar. Las ocupaciones frívolas dañan la energía del alma. Meng-Tseu.

·       El mayor embarazo que hay para no perfeccionar cualquier negocio, es mudar a menudo de intento. Quevedo.

·       No hay en el mundo señal más cierta de un alma frívola y apocada, que el pensar en una cosa mientras se hace otra. Todo lo que vale la pena de hacerse merece igualmente que se atienda en su ejecución. Quien fue incapaz de prestar atención a un mismo objeto durante un cuarto de hora consecutivamente es, sin lugar a dudas, un sujeto superficial e incapaz de hacer grandes cosas. Lord. Chesterfield.

·       Con gentes ociosas y frívolas, que no saben en qué emplear el tiempo y que se empeñan en hacerlo perder a los demás, no hay que hacer uso de razones, porque sería concederles mucho honor. Las respuestas civiles más cortas son las mejores: “No puedo”, “no me atrevo” en vez de “no quiero”. Discutir con ellas acerca de la necesidad de estudiar y la utilidad del saber no conduciría a otra cosa que a ganarse sus necias  burlas. Lord. Chesterfield.

 

 

Hipocresía

·       La cortesía fingida es una grosería simulada. Gibrán Khalil Gibrán.

·       Hay una falsa modestia que es vanidad, una cierta vanagloria que es  ligereza, una falsa grandeza que es pequeñez, una falsa virtud que es hipocresía, una falsa sensatez que es mojigatería. La Bruyere.

·       Se engañan notablemente los que con fingimientos, vana ostentación o hipocresía en la conversación y en el semblante, piensan granjearse una reputación perdurable. La verdadera gloria echa raíces, y se va propagando: las apariencias, a manera de florcitas tiernas, caen pronto, y ninguna cosa fingida puede durar largo tiempo. Cicerón.

·       Los hipócritas no se contentan con ser malos, como los demás impíos quieren al mismo tiempo pasar por buenos y hacen con su falsa virtud que los hombres desconfíen de la verdadera. Fenelon.

·       Huye por un momento del hombre encolerizado, y para siempre del hombre disimulado. Confucio.

·       No te fíes de quien siempre trae los ojos en el suelo. Monteser

·       La hipocresía es el arte de amordazar la dignidad; ella hace enmudecer los escrúpulos en los hombres incapaces de resistir la tentación del mal. Es falta de virtud para renunciar a éste y de coraje para asumir su responsabilidad. Es el gusano que fecundiza los temperamentos vulgares, permitiéndoles prosperar en la mentira, como esos árboles cuyo ramaje es más frondoso cuando crecen a inmediaciones de las ciénagas. José Ingenieros.

·       Indigno de la confianza ajena, el hipócrita vive desconfiando de todos, hasta caer en el supremo infortunio de la susceptibilidad. Un terror ansioso le acoquina frente a los hombres sinceros, creyendo escuchar en cada palabra un reproche merecido; no hay en ello dignidad, sino remordimiento. En vano pretendería engañarse a sí mismo, confundiendo la susceptibilidad con la delicadeza; aquélla nace del miedo y ésta es hija del orgullo. José Ingenieros.

 

 

Ignorancia

·       Un ignorante es un ente inútil y despreciable; nadie solicita su compañía, pudiendo en verdad decirse que vive, y nada más. Lord. Chesterfield.

·       Si la pobreza es madre de los crímenes, la falta de inteligencia es el padre. La Bruyere.

·       De ignorante y brutal es culpar a otros de las propias miserias. Aquel que a sí mismo se culpa de su infortunio comienza a entrar en el camino  de la sabiduría; pero el que ni se acusa a sí mismo ni a los demás, es perfectamente sabio. Epicteto.

·       Sólo los ignorantes, que desprecian la ciencia, piensan que saben mucho. Las personas más instruidas son siempre las que desean aumentar su saber, dolorosamente convencidas de que la mayor altura a que su ciencia puede llegar, es muy poca cosa. Lord. Chesterfield.

·       Antes se ha de fiar de un caballo desenfrenado que de palabras desordenadas. Teofrasto.

·       La profunda ignorancia es la que inspira el tono dogmático. El que no sabe nada cree enseñar a los demás lo que él mismo acaba de aprender; al que sabe mucho, apenas se le ocurre que lo que él dice puede ser ignorado, y habla con más naturalidad. La Bruyere.

·       Es el colmo de la ignorancia ser orgullosos. Balmes.

·       Un sabio conoce a un ignorante, porque él lo ha sido antes; pero un ignorante no puede juzgar a un sabio, porque no lo ha sido nunca. Saadi.

·       No debes malgastar entre ignorantes bellas máximas: procura digerirlas y darlas a conocer por medio de tus actos. Epicteto.

·       Es vicio de muchos querer ser maestros de los demás, cuando ellos deberían contentarse con ser discípulos siempre. Chon -King.

·       La ignorancia es un rocín que hace tropezar a cada paso a quien la monta, y pone en ridículo a quien la conduce. Cervantes.

·       Tener conciencia de la propia ignorancia es un gran paso hacia el conocimiento. Benjamín Disraelí.

·       Al ignorante hasta las palabras del sabio le parecen necedades. Eurípedes.

 

 

Indiscreción

·       El hombre indiscreto es una carta abierta: todo el mundo puede leerla. Chamfort.

·       De una confidencia a una indiscreción no hay más distancia que la del oído a la boca. Petit-Senn.

·       Necio y muy necio el que, descubriendo un secreto a otro, le pide encarecidamente que lo calle. Cervantes.

·       Necio llamaré del todo, / no curioso, al que se mete / en lo que no le compete / ni toca por algún modo. Cervantes.

 

 

Infamia

·       Señal de tener gastada la fama propia, es cuidar de la infamia ajena. Querrían algunos con las manchas de los otros disimular, si no lavar las suyas, o se consuelan, que es el consuelo de los necios; huéleles mal la boca a éstos, que son los albañales de las inmundicias civiles, en estas materias, el que más escarba más se enloda. Gracian.

·       Para ciertas personas, hablar y ofender es exactamente lo mismo. Son picantes y amargas; su estilo es una mezcla de hiel y ajenjo: la burla, la injuria, el insulto, les resbalan de los labios como la saliva. Les hubiera convenido nacer mudas o estúpidas. Lo que tienen de vivacidad o de ingenio les perjudica más que a otros su tontería. No siempre se conforman con replicar con acritud, a veces atacan con insolencia; arremeten contra todo lo que cae bajo su lengua, contra los presentes, contra los ausentes; embisten de frente y de costado, como los carneros. ¿Acaso se les pide a los carneros que no tengan cuernos? Pues tampoco hay que esperar corregir con esta semblanza naturalezas tan duras, tan ásperas, tan indóciles. Lo mejor que se puede hacer al verlas, aunque sea de lejos, es huir de ellas con todo ímpetu y sin mirar hacia atrás. La Bruyere.

 

 

Ingratitud

·       La tierra no produce nada peor que un ingrato. Ausonio.

·       ¿Qué importa la ingratitud? Se trata de hacer el bien, no de colocar fondos. Anónimo.

·       El mal pago añade méritos a las buenas obras. Jacinto Benavente.

·       Poco bueno habrá hecho en su vida el que no sepa de ingratitudes. Jacinto Benavente.

·       No hay nada que envejezca tan pronto como el recuerdo de un beneficio. ARISTÓTELES.

·       No viertas beneficios sobre los malvados, porque es sembrar en las olas del mar. Proclides.

·       El ingrato es como el espino, que con lluvia y el sol hace dardos para herir. Jacinto Benavente.

·       No ensucies la fuente donde has apagado tu sed. Shakespeare.

·       Lo peor de la ingratitud es que siempre quiere tener la razón. Jacinto Benavente.

·       Los hombres suelen, si reciben, un mal, escribirlo sobre el mármol; si un bien, en el polvo. Thomas Moore.

·       La ingratitud es hija de la soberbia y uno de los mayores pecados. Cervantes.

·       El corazón de un ingrato es semejante a un desierto que bebe con avidez el agua del cielo, la absorbe enteramente y no produce nada. Saadi.

·       Siempre he detestado la ingratitud; hasta si me hubiese hecho un favor el diablo, elogiaría sus cuernos. Voltaire.

 

 

Injuria

·       La generalidad de los hombres pasa de la cólera al insulto. Algunos proceden de otro modo: ofenden y luego se enfadan. Tanto sorprende siempre este modo de proceder, que no queda lugar para el resentimiento. La Bruyere.

·       Irritarse por una injuria es casi reconocer que se merece; al despreciarla, queda sin valor. Tácito.

·       De todas las reacciones posibles ante una injuria, la más hábil y económica es el silencio. Santiago Ramón y Cajal.

·       A mí no me cuesta trabajo levantar un poco el corazón para que pasen por debajo de él las injurias, sin rozarle siquiera. Aparisi Guijarro.

·       ¿Qué adelantarías con injuriar a una piedra que es incapaz de oírte? Pues bien: imita a la piedra y no oigas las injurias que te dirijan. Epicteto.

·       La injuria no siempre da en el blanco que busca herir, pero siempre ennegrece la boca del que la ha proferido. Mariano Aguilo.

·       Es más glorioso y honorable huir de una injuria callando, que vencerla respondiendo. San Gregorio.

·       Contestar injuria con injuria es lavar el barro con barro. Juan Luis Vives.

 

 

Injusticia

·       Cuando el hombre se aparta de la ley y de la justicia, es el peor de los criminales. Aristóteles.

·       Quien juzga por lo que oye, y no por lo que entiende, es oreja y no juez. Quevedo.

·       Los más desgraciados no son lo que sufren la injusticia, sino los que la cometen. Montesquieu.

·       Si sufres injusticias, consuélate, porque la verdadera desgracia es cometerlas. Pitágoras.

 

 

Inmoralidad

·       El inmoral halla la inmoralidad en todas partes; no hay para él hombre honrado, una mujer honesta, un magistrado íntegro, un comerciante de buena fe; la perfidia, la corrupción, el soborno, reinan en todas las almas; y si bien reparáis en su manera de discurrir, sus propios vicios no son más que el resultado de la profunda convicción de que es enteramente imposible el ejercicio de la virtud, Balmes.

·       La sed de poseer aquello que no poseemos y ser aquello que no somos, es la raíz de toda inmoralidad. Shaftesbury.

·       Si es peligroso siempre intervenir en un asunto sospechoso, lo es todavía más intervenir en complicidad con un personaje: él se las arregla y os deja pagar doble; por él y por vos. La Bruyere.

·       Vender un hombre su voz o su silencio, es vender su alma. Vicenio Gioberti

 

 

Insolencia

·       La serenidad de la insolencia es la autoridad de los corrompidos. Ríos Rosas.

·       ¡Cuántas sangrientas guerras han tenido por causa primera la insolencia de algún ministro altivo y soberbio, cuya temeridad ha hecho correr la sangre de las naciones!  Barón Holbach.

·       Insolencia es burla o insulto manifiesto e injurioso a los demás. Teofrasto.

·       Los más insolentes en la prosperidad son en la adversidad los más débiles y cobardes; doblan la cerviz en faltándoles la autoridad, y se les ve tan abatidos como se les conoció soberbios; en un momento pasan de un extremo a otro. Fenelon.

 

 

Intolerancia

·       Ninguna cualidad humana es más empalagosa en la vida, ni menos tolerable, que la intolerancia. Leopardi

·       La intolerancia puede ser definida aproximadamente como la indignación de los hombres que no tienen opiniones. Chesterton.

·       Es menester o ser muy fuerte o ser muy loco, para atreverse a ser intolerante. Chamfort.

·       Los dos peligros opuestos son intolerancia y fanatismo; intolerancia que es una demasiado grande vaguedad, y fanatismo, que es una demasiado grande concentración. Chesterton

 

 

Ira

·       Estando airado no se ha de decir ni hacer cosa alguna. Pitágoras.

·       Entre todas las pasiones, la ira es la más reacia y la que más espanto pone, y la que peor parece en un hombre. Muda la naturaleza de hombre en una fiera espantosa. Luis Vives.

·       No es razón volver el enojo contra las cosas; de enojos no se cuidan. Eurípides.

·       La nieve se conserva largo tiempo en lugares incultos y pedregosos, pero en terrenos lisos y surcados por el arado, se derrite en seguida. Lo mismo sucede con la ira: arraiga en un alma grosera, pero pronto desaparece de un espíritu ilustrado. Petronio.

·       No sueltes la lengua con desvergüenza, ni la desenfrenes, ni te vayas- como dicen- de la boca, aunque te hayan dado ocasiones para ello. Responder a una mala palabra con otro denuesto es como querer limpiar alguna cosa sucia con lodo. Amenazar es cosa de mujeres bajas y malas. Luis Vives.

·       El dejarnos arrebatar fácilmente de la cólera, es prueba de un entendimiento muy limitado, o de una excesiva presunción. Louis Dupaty.

·       ¿Por qué rehizo Fabio las deshechas fuerzas del Imperio, sino porque supo estar quieto, ser lento, ir despacio; cosas todas que no saben los airados? Hubiera muerto el Imperio, que ya agonizaba, si Fabio hubiese osado cuanta ira aconsejaba; pero pensó en la muerte de su pueblo, y, midiendo sus fuerzas, vio que no se podía perder nada sin que se perdiese todo; dejó el dolor y la venganza, aplicándose a buscar ocasiones favorables. Primero, venció a la ira; después a Aníbal.  Séneca.

·       La cólera no nos permite saber lo que hacemos y menos lo que decimos. Schopenhauer.

·       Los privilegios de la ira son: no creer a los amigos, ser súbito en los hechos, tener encendidas las mejillas, aprovecharse presto de las manos, tener desenfrenada la lengua, decir a cada palabra una malicia, enojarse de pequeña ocasión y no admitir ninguna razón. Plutarco.

·       Cuando Sócrates se encolerizaba era cuando hablaba menos y con más dulzura. Conocíase claramente que se hallaba enfurecido, pero se veía al mismo tiempo que se hacía dueño de su pasión. Plutarco.

·       No es nobleza la ira, / y el perdonar es valor. Lope de Vega.

 

 

Maldad

·       Hoy me eximí de toda molestia, o, mejor decir, sacudí de mí todo enfado, visto que el mal no estaba fuera, sino en mi interior. Marco Aurelio.

·       Los malvados son como las moscas, que recorren el cuerpo de los hombres y sólo se detienen en las llagas. La Bruyere.

·       La perversidad hace el mal; la debilidad, lo consiente; la ignorancia, lo aplaude. Barón Silvestre de Sacy.

·       El solo no hacer bien, ya es un gran mal. San Francisco de Sales.

·       El mal que sale de nuestra boca, cae en nuestro seno. Rigaud.

·       Sólo hay una manera de poner término al mal, y es devolver bien por mal. Tolstoi.

·       El bueno será siempre libre aunque sea esclavo; el malo será esclavo aunque sea rey. San Agustín.

·       Contra el hombre malvado / debe salir el bueno bien armado. / No habla verdad la lengua cuantas veces / el corazón procede con dobleces. Pitaco.

 

 

Maledicencia

·       La maledicencia es la hermana tímida de la calumnia. Fray Marcos Salmeron.

·       El maldiciente es la más cruel de las bestias feroces; el adulador la más nociva de las bestias domésticas. Diógenes.

·       Es querer atar la lengua de los maldicientes lo mismo que poner puertas al campo. Cervantes.

·       Si dicen mal de ti con fundamento, corrígete; de lo contrario, échate a reír. Epicteto.

·       Desconfiad del que murmura de su amigo ausente; del que no le defiende cuando es acusado; del que hace reír con bufonada; éste seguramente tiene un corazón negro y depravado. Horacio.

·       La maldición es muchas veces hermana de la envidia. Severo Catalina.

·       Advierte que es desatino, / siendo de vidrio el tejado, / tomar piedras en la mano / para tirar al vecino. Cervantes.

 

 

Mediocridad

·       Una de las mayores pruebas de mediocridad estriba en no saber reconocer la superioridad de los demás. J.B. Say.

·       Los hombres mediocres suelen condenar todo aquello que está fuera del alcance de ellos. La Rochefoulcauld.

·       Sólo las gentes de educación baja y oscura se muestran torpes y avergonzadas cuando se les dirige la palabra; no saben qué responder ni por dónde empezar. Lord. Chesterfield.

·       Los hombres mediocres son incapaces de concebir una perfección, de formarse un ideal. Sin rutinarios, honestos y mansos; piensan con la cabeza de los demás, comparten la ajena hipocresía y se ajustan su carácter a las domesticidades convencionales. Están fuera de su órbita el ingenio, la virtud y la dignidad, privilegios de los caracteres excelentes; sufren de ellos y los desdeñan. Son ciegos para las auroras, ignoran la quimera del artista, el ensueño del sabio y la pasión del apóstol. Condenados a vegetar, no sospechan que existe el infinito más allá de sus horizontes. Jose Ingenieros.

·       Una de las características de la mediocridad de inteligencia es contar siempre  algo. La Bruyere.

·       El hombre es grande por su naturaleza y pequeño por sus defectos. Anónimo.

·       A los hombres mediocres el horror a los desconocido los ata a mil prejuicios, tornándolos timoratos e indecisos; nada aguijonea su curiosidad; carecen de iniciativa y miran siempre al pasado, como si tuvieran los ojos en la nuca. Jose Ingenieros.

 

 

Mentira

·       La mentira es lo absoluto del mal. Mentir poco no es posible; el que miente, miente en toda la extensión de la mentira; Víctor Hugo.

·       Se puede perdonar a la pobreza su debilidad;  a la utilidad su imperio; pero la mezquindad o la mentira no deben encontrar más que desprecio. Ruskin.

·       Mentir o andar con ambigüedades, que es lo mismo, para excusarse de alguna cosa que se haya dicho o hecho, o para evitar el peligro o la vergüenza que se teme no conduce a otra  cosa que a descubrir el temor y la falsedad del que miente y a quedar conceptuado como el más bajo y vil del género humano. Lord. Chesterfield.

·       Equivocarse es humano. Podemos perdonar al que se equivoca si tiene el valor de confesarlo cuando se le demuestra su error. En cambio, quien carece de lealtad para reconocer sus errores es tanto más despreciable cuanto mayor es su empecinamiento. El que miente es un falsario, capaz de torcer la verdad, de embrollarla, de corromperla, de perseguirla. Los Hombres que viven inmoralmente aborrecen la verdad y caen siempre en la cobardía de mentir. José Ingenieros.

·       Nada es más criminal, más bajo ni más ridículo que la mentira, la cual es hija de la malicia, de la vanidad o de la cobardía, aun cuando, generalmente, se yerra el tiro en todos estos objetos, porque la verdad se descubre tarde o temprano. Lord. Chesterfield.

·       ¿Qué ganancia es la de los mentirosos? – “Cuando dicen la verdad no son creídos” Apotegma de Aristóteles a una pregunta.

·       Los que son falsos pueden ser astutos pero no hábiles. La mentira y la perfidia son el refugio de los tontos y de los cobardes. Lord. Chesterfield.

·       Todo error sincero merece respetuosa consideración. Es, en cambio, despreciable la hipocresía del que oculta sus ideas por venales motivos; y es criminal la mentira del que la enseña a sabiendas, por torpes convencionalismos. Jose Ingenieros.

·       La mentira es la más insoportable cobardía. Sterne.

·       Si te ves atacado por la mentira, ten paciencia y soporta este mal con dulzura. Pitágoras.

·       Las mentiras del corazón comienzan desde la cara. Quevedo.

·       No hay posición más humillante que la del embustero descubierto. Isócrates.

·       Cuando sospechéis que alguno miente, fingid credulidad; el embustero cobra nueva osadía, miente más y esto lo descubre. Si observáis, por el contrario, que una verdad que quiere disimular se le escapa en parte, haceos el incrédulo, a fin de que, provocado por la contradicción, haga avanzar toda la reserva. Schopenhauer.

·       Una mentira va pisándole los talones a otra. Terencio.

·       El hombre que no teme a las verdades nada tiene que temer de las mentiras. Thomas Jefferson.

 

 

Miedo

·       El primer deber del hombre es vencer el miedo. Sin haberse librado de él no es posible hacer nada. Thomas Carlyle.

·       El hombre que no teme a nada es  tan poderoso como el que es temido por todo el mundo. Schiller.

·       El que abriga vanos temores merece los temores reales. Séneca.

·       El que es temido por muchos debe temer a muchos. Publio Siro.

·       El miedo representa siempre las cosas bajo su peor aspecto. Tito Livio.

 

 

 Murmuración

·       La murmuración es el impuesto que la envidia cobra al mérito. Anónimo.

·       Deja decir a la gente; sé como torre, firme, que no se hunde la cima por que el viento sople. Dante Alighieri.

·       Entre las muchas cosas feas, la más fea es una lengua afilada, Schiller.

·       Te quejas de las censuras de tus maestros, émulos y adversarios, cuando debieras agradecerles; sus golpes no te hieren, te esculpen. Santiago Ramón y Cajal.

·       Muchas veces sólo critican los incapaces de hacer algo. Anónimo.

·       Esforcémonos en vivir con decencia y dejemos a los murmuradores que digan lo que les plazca. Moliere.

·       Fácil es demoler una casa; es más difícil construirla. Es fácil criticar, más difícil obrar. Si te pasas el tiempo criticando, no te quedará tiempo para obrar. Michel Quoist.

·       Es de perros ladrar, sacar la lengua, morder con diente pestífero, sólo los perros aprendieron a ladrar. Si quieres murmurar vuelca tus pecados sobre ti, investiga tus desmanes, no los ajenos, sino los tuyos; jamás murmurarías si te miraras a ti mismo. Sé, pues solícito en la enmienda, sé atento a tu salvación y corrección. No oigas a los murmuradores, no des oídos a los chismosos. San Isidoro de Sevilla.

 

 

Necedad

·       No hay nada tan sutil, tan sencillo y tan imperceptible sin algunos modos que nos descubran. Un necio no entra, ni sale, ni se sienta, ni se levanta, ni se calla, ni se tiene en pie como un hombre inteligente. La Bruyere.

·       Rara vez se reciben bien los consejos, y, por lo regular, las personas que más los necesitan, son a las que menos gustan. Lord. Chesterfield.

·       Sobre el cimiento de la necedad no asienta ningún discreto edificio. Cervantes.

·       El necio, además de sus defectos, tiene el de comenzar constantemente a vivir. Séneca.

·       No pensando, se pierden todos los necios. Hacen algunos mucho caso de lo que importa poco, y poco de lo que mucho, ponderando siempre al revés. Gracian.

·       Ninguno es tan perfecto que alguna vez no necesite de advertencia. Es irremediable de necio el que no escucha. Gracian.

·       No hay cosa más difícil que conocer a un necio si es callado. Alonso de Ercilla.

·       Conócense infinitas clases de necios; la más deplorable es la de los parlanchines empeñados en demostrar que tienen talento. Santiago Ramón y Cajal.

·       Necedad y vanidad son compañeras inseparables. Beaumarchais.

·       Mas vale ser pobre que necio, porque el pobre tiene necesidad de dinero y el necio de razón. Séneca.

·       La intriga es el talento de los necios. Pedro Estala.

·       Si el que es ciego y lo sabe, / aparenta que ve, / quien sabe que es idiota, / ¿confesará que lo es?  Tomas de Iriarte.

 

 

Obstinación

·       La pobreza espiritual produce la obstinación. No creemos fácilmente en lo que está más allá de lo que alcanzamos a ver. La Rochefoulcauld.

·       La obstinación es la energía de los necios. Anónimo.

·       La obstinación es la potencia de la impotencia, la tenacidad de la debilidad, la fuerza de la blandura. Hugo Reichenbach.

·       La obstinación es la voluntad que se afirma sin poder justificarse; es la persistencia sin motivo plausible, la tenacidad del amor propio, que sustituye a la tenacidad de la razón o de la conciencia. Amiel.

·       La obstinación revela a un ignorante. Anónimo.

·       Nunca obrar apasionado, todo lo errará. No obre por sí quien no está en sí, y la pasión siempre destierra la razón. Siempre ven más los que miran que los que juegan, porque no se apasionan. En conociéndose alterado, toque a retirar la cordura, porque no acabe de encendérsele la sangre, que todo lo ejecutará sangriento, y en poco rato dará materia para muchos días de confusión y murmuración ajena. Gracian.

 

 

Ocio

·       La ociosidad sólo sirve de refugio a las almas débiles y de regocijo a los locos. Lord. Chesterfield.

·       La ociosidad es una maldición para el hombre, y no el trabajo. La ociosidad corroe el corazón de los hombres y de los pueblos, y los destruye como el moho al hierro. Cuando Alejandro conquistó a los persas y tuvo ocasión de observar sus costumbres, notó que ellos parecían ignorar que pudiera haber nada más servil que una vida de placer, o nada más regio que una vida de trabajo. Samuel Smiles.

·       Por la calle del “después” se llega a la plaza de “nunca”. P. Coloma.

·       Dispones de mucho tiempo, pero pasas el tiempo pediendo el tiempo. Michel Quoist.

·       De molicie, de lujo, del placer que maldigo, / ¿Zaheríamos felices siendo sus prisioneros / sabiendo, cual sabemos, que son males certeros? / ¿Qué no valen la sombra de un verdadero amigo? Menandro.

·       Hay muchos que no saben perder el tiempo solo y son el tormento de los que tienen que hacer. Bonald.

·       El ocioso es reloj sin manecillas: tan inútil si marcha como si está parado. Cowper.

·       La ociosidad es padre y madre de todos los vicios. Luis Vives.

·       No conozco un oficio más vil que el de vago. Conde de Floridablanca.

·       La mocedad ociosa acarrea la vejez arrepentida y trabajosa. Fernando de Rojas.

·       La ociosidad, como el moho, desgasta mucho más rápidamente que el trabajo. Benjamín Franklin.

·       La ociosidad camina con tanta lentitud, que todos los vicios la alcanzan. Benjamín Franklin.

·       La holgazanería viaja tan lentamente, que bien pronto la alcanza la pobreza. Benjamín Franklin.

·       La ociosidad y el orgullo imponen tributos más pesados que los reyes y los parlamentos. Benjamín Franklin.

·       El hombre atareado solamente es tentado por un demonio; el ocioso, por una legión. Thomas Fuller.

 

 

Odio

·       El odio, los celos y la envidia excitan a la mayor parte de los hombres a descubrir los defectos más leves de aquellos a quienes no aman; se regocijan de cada descubrimiento de este género y lo publican al instante. Estas pasiones degradantes jamás deben hallar abrigo en el pecho de un hombre de bien. Lord Chesterfield.

·       Nos desdeñamos y odiamos porque no nos comprendemos, y no nos comprendemos porque no nos tomamos el trabajo de estudiarnos. Santiago Ramón y Cajal.

·       No tengas odio a quien te ha hecho algún mal. Necia cosa es el pecar tú por aborrecer al que pecó y no se ha de castigar un pecado con otro. Santa Teresa.

·       A menudo el odio se disfraza con una careta sonriente, y la lengua se expresa en tono amistoso, mientras el corazón está lleno de hiel., Solon.

·       El odio es la cadena más pesada y más abyecta con la cual el hombre puede ligarse a otros, porque sus anillos está formados por la cólera y el medio. Fosculo.

·       Odiar es un despilfarro del corazón, y el corazón es nuestro mayor tesoro. Noel Claraso.

·       El que ama, se ama, El que aborrece, se aborrece: el odio a quien primero lastima es al corazón del que lo nutre. Mariano Aguilo.

·       Es más propio del hombre recto de carácter el odio abierto y declarado que ocultar los sentimientos bajo un semblante tranquilo. Cicerón.

·       Al igual que la virtud más grande y que los perros más peligrosos, el odio más feroz es silencioso. Juan Pablo Richter.

 

 

Ofensa

·       Quien ofende se hace inferior al ofendido, a quien concede una verdadera superioridad, dándole el poder de perdonarle. Abate Prevost.

·       Las injurias son los argumentos de que se valen los que no tienen razón. Rousseau.

·       Es ordinario que dure más la memoria de un agravio que la de las mercedes. P. Juan de Mariana.

 

 

Orgullo

·       El orgullo es el complemento de la ignorancia. Fontenelle.

·       El orgullo consiste en el sentimiento exagerado de nuestro mérito personal, con una fuerte tendencia a preferirnos a los demás y a dominarlos. Es una enfermedad moral cuyas principales especies son la presunción, la suficiencia, la altanería, el desdén y la arrogancia. Descuret.

·       Los mejores modales se empañan cuando los acompaña el orgullo. Claudio.

·       Es preciso definir el orgullo como una pasión que hace que todo lo que existe en el mundo, un hombre no estime otra cosa que a si mismo. Teofrasto.

·       Cuando más lo pienso, más me persuado de que en el fondo de todos los grandes errores está el orgullo. Ruskin.

·       Un gran poder conduce al orgullo, y el orgullo a la insolencia. Focilides.

·       La humildad de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos. Lucero.

 

 

Pedantería

·       Un necio no es más que fastidioso; pero un pedante es insoportable. Napoleón.

·       No admitir consejo ni corrección sobre la propia obra es pedantería. La Bruyere.

·       El origen de la pedantería es la falta de confianza en el propio criterio. Schopenhauer.

·       ¡Cuántos hombres, por otra parte valiosísimos, se deslustra, y hasta se hacen objeto de burla, por un tono de superioridad que choca o irrita, o atrae los envenenados dardos de la sátira! Balmes.

·       Anda despacio, habla con reposo, pero no de manera que te escuches a ti mismo; que toda afectación es mala. Cervantes.

·       Habla, por tu vida, a lo moderno y de modo que te entienda, y no te encarames donde no te alcance. Cervantes.

·       De todos los orgullosos el más insoportable es el que cree saberlo todo. Filodemo.

·       Vale más la ignorancia que un saber afectado. Rousseau.

 

 

Pendencia

·       Evita cuidadosamente cierta propensión a disputar y controvertir que muchas gentes tienen, y aun algunas se jactan de ello en la sociedad. Cuando tu opinión no se conformare con la de otros, mantenla sólo con modestia, calma y blandura: pero nunca te muestres colérico, turbulento ni clamoroso; y si vieres que tu antagonista comienza a encenderse, pon fin a la disputa con alguna chanza cortés; porque, tenlo por seguro, si dos amigos, los mejores del mundo, disputan con calor sobre la cosa más insignificante, se sienten resfriados por algún tiempo”. Lord. Chesterfield a su ahijado.

 

 

Pereza

·       La pereza y la ignorancia están siempre en guerra con la aplicación y el talento. Jovellanos.

·       La pereza y la ociosidad figuran entre las más bajas cualidades. El perezoso es un cero en la sociedad; más aun, es una verruga y una carga, pues consume y no produce: algo que trastorna y desorganiza en vez de servir de adorno. Samuel Smiles.

·       El  no poder es perdonable. Condenable es el no querer. Anónimo.

·       La pereza es el único refugio de los espíritus débiles. Lord. Chesterfield.

·       La pereza va tan despacio que a la miseria no le cuesta trabajo alcanzarla. Confucio.

·       Imposible, es una palabra que sólo se encuentra en el diccionario de los tontos. Napoleón.

·       El aburrimiento ha venido al mundo por la pereza, una de las causas principales de que los hombres busquen los placeres, el juego, la sociedad: el que ama el trabajo se basta a sí mismo. La Bruyere.

·       No es perezoso únicamente el que nada hace, sino también el que podría hacer algo mejor que lo que hace. Sócrates.

 

 

Perfidia

·       Si me lo permitís, diré que la perfidia es una mentira de toda la persona. La Bruyere.

·       Cuando el malo se finge bueno es más perverso. Proverbio castellano.

·       Aborrecible es, por cierto, la casta de aquellos hombres que echan en rostro sus servicios, de los cuales se debe acordar quien los recibe y no traerlos a la memoria quien los hace. Cicerón.

·       E l hombre que posea todos los talentos y saber del mundo, si es mentiroso, cruel, orgulloso y avaro, será aborrecido y detestado de todo el género humano, y se huirá de él como de una fiera. Lord. Chesterfield.

 

 

Perjurio

·       El juramento falso conduce a la ruina; es estafa y arrepentimiento. Puede que haga prosperar a un comerciante, pero tarde o temprano el juramento en falso causa ruina. Mahoma.

·       El jurar en falso puede producir ganancias, pero quita la bendición de Dios y debilita la fe de los hombres., Ali Ben Alyahm.

 

 

Perversidad

·       Donde se tolera al perverso, el corazón humano debe temer. Fray Luis de Granada.

·       La falta buen sentido y profundidad al que persiste en lo malo y en lo falso; en vano se intenta corregirle, señalándosele a los demás con alusiones satíricas, pues no se reconocen en ella a sí mismo; es como decir injurias a un sordo. Sería de desear, para bien de las personas decentes y para la vindicta pública, que un pillo no lo fuese hasta el punto de carecer de todo sentimiento. La Bruyere.

·       No te niego que verás / alguna vez al malvado, / en la culpa afortunado; / pero tranquilo jamás. Anónimo.

·       La perversidad hace el mal, la debilidad lo consiente y la ignorancia lo aplaude. Barón de Sacy.

 

 

Precipitación

·       Lo que se hace con precipitación nunca se hace bien; sírvase esto de aviso para obrar siempre con tranquilidad y calma. San Francisco de Sales.

·       Quien aprisa asa, quemado come. Juan de Torres.

·       La precipitación tropieza en sus propios talones y se traba y detiene a sí misma. Séneca.

·       Es pasión de necios la prisa. Gracian.

·       El que se apresura mucho concluye más tarde, porque la precipitación destruye todo, ciega y no prevé. Tito Livio.

·       Nunca apresurarse ni apasionarse…La detención prudente sazona los aciertos y madura los secretos…La misma Fortuna premia el esperar con la grandeza del galardón. Gracian.

 

________________________________________________________________

 

Quiero otorgar en esta página mis más sinceros agradecimientos y alta admiración al Señor Juan Antonio Hauva Valles (Q.E.P.D.), quien por muchos años ha recolectado estas perlas de sabiduría y las ha compartido con la más absoluta generosidad.

 

________________________________________________________________

 

Volver a página de Aportes

Volver a página principal (regiscpa)